“No escarmientan”: nueva sentencia condenatoria contra la dirección de la EMT-Palma

Esta vez ha sido el Tribunal Superior de Justicia de Illes Balears, en su Sentencia de 22 de abril de 2021, el que ha vuelto a condenar a la Dirección de la EMT-Palma -por quinta vez en menos de 3 meses; la tercera como consecuencia de la acción de la USO- por vulneración del derecho a la libertad sindical de los miembros del Comité de empresa y de la sección sindical de nuestra formación.

El fallo dice, textualmente:

  • Se declara la vulneración del derecho a la libertad sindical de los demandantes y se ordena el cese inmediato de la práctica empresarial consistente en computar siete horas y no las horas preavisadas como parte del crédito de horas sindicales de los codemandantes.

  • Se condena a la empresa demandada a abonar a cada uno de los demandantes (cinco miembros del Comité, representantes de USO) una indemnización de 700€ por daño moral.

En total, la empresa tendrá que pagar a nuestro sindicato un total de 4.200 euros, cantidad que una vez más abonará con dinero público, dinero de toda la ciudadanía. “Después se van quejando de que la recaudación ha bajado y de que tienen déficit, pero siguen cosechando sentencias indemnizatorias para todos los sindicatos con representación en la empresa. Ya van más de 15.000 euros que la empresa tiene que asumir”, declara Juan Antonio Salamanca, delegado sindical de USO-Illes Balears en la EMT-Palma.

“Nos preguntamos cuántas veces más tiene que ser condenada la EMT-Palma por vulneración de derechos fundamentales (libertad sindical) y cuánto dinero público más tiene que pagar a los sindicatos para que la Dirección recapacite y cambie de actitud”, prosigue Salamanca, quien concluye: “Es inaudito que después de todo esto, ni el Regidor de Movilidad y Presidente de la EMT-Palma, Francesc Dalmau, ni el propio Alcalde, José Hila, tomen cartas en el asunto para parar los atropellos de los que estamos siendo objeto los sindicatos y los mismos trabajadores. Por eso, yo le pregunto al Sr. Hila: ¿es que su partido ya no defiende los derechos de los sindicatos y de los trabajadores, como tantas veces predica? ¿Es que el suyo es un partido de izquierdas pero solo de boquilla?”.