“Son necesarias nuevas medidas para evitar repunte de casos en Baleares”

Crece el temor ante un posible ascenso en los casos de contagio de COVID-19 y en algunas regiones ya se están tomando medidas complementarias a las instauradas a nivel nacional en esta fase post-estado de alarma. Es el caso de les Illes Balears, donde, como han adelantado en la Conselleria de Salut durante la última semana en diversas declaraciones públicas, se hará oficial este fin de semana por medio del BOIB la implantación de una serie de medidas destinadas a controlar la situación, las cuales entrarían en vigor el próximo lunes 13.

En nuestras islas existen actualmente "10 brotes leves", según reconocen en el Govern. Repasando los datos del Servicio de Salud y del Servicio de Epidemiología, en nuestra comunidad hay actualmente 139 casos positivos (57 de ellos correspondientes a los últimos brotes) repartidos en los citados 10 brotes activos: ocho en Mallorca, uno en Menorca y uno en Ibiza. En cuanto a la incidencia acumulada de SARS-CoV-2 en los últimos 14 días, es de 4,35 por 100.000 habitantes (en España es de 9,89) y de 1,57 por 100.000 habitantes en los últimos 7 días (en España es de 4,99).

Así pues, y dada la evolución de casos en otras regiones, Baleares adaptará el decreto de 'nuevo normalidad' e intensificará ligeramente las medidas de prevención del coronavirus para así poder adelantarse a posibles aumentos de casos.

Medidas concretas

A falta de la confirmación del boletín balear, las posturas reconocidas por la propia Administración regional apuntan a:

  • Será obligatorio el uso de mascarillas en todos los espacios públicos y lugares de acceso público aun manteniendo la distancia de seguridad con otras personas.
  • Únicamente en playas o piscinas, así como mientras se realice deporte, no serán obligatorias.
  • Quien incumpla la norma se expondrá a multas de 100 euros.
  • Tope de 70 personas para reuniones al aire libre, 30 en espacios cerrados, y 250 en celebraciones oficiales (como bodas) siempre que sean al aire libre.

Todo ello bajo la "prioridad" que el Govern presidido por Francina Armengol quiere dar a la protección de la salud de residentes y visitantes, dado que a pesar de que "la situación está muy controlada en Baleares, el virus sigue conviviendo en nuestra sociedad", declaró esta semana en un acto público.

En opinión del secretario general de nuestra FAC, José Ucendo, "de hacerse oficiales finalmente estas medidas, se estará tomando la decisión correcta. Repasando las estadísticas oficiales vemos que Baleares es una de las comunidades en las que menos se está respetando el uso de la mascarilla por parte de los ciudadanos, y al estar repuntando el número de contagios en otros lugares, no sería de extrañar que aquí pudiera pasar también en caso de persistir tanta gente en el hecho de no ponerse las mascarillas, guardar las distancias, etcétera. No podemos volver a la situación de hace unos meses, con servicios sanitarios saturados o personas enfermas no pudiendo ser atendidas como debieran. Definitivamente, estas serían buenas medidas para evitar un nuevo contagio masivo".

En USO Illes Balears seguiremos pendientes de la evolución de estas circunstancias y volveremos a valorar las nuevas medidas una vez se hagan oficiales, lo que previsiblemente ocurrirá este mismo fin de semana.