Tal y como advertíamos hace unas semanas, enero nos deja en nuestras islas una subida del IPC sustentada fundamentalmente en el encarecimiento de transportes (4,3%) y establecimientos del sector servicios (hoteles, cafeterías y restaurantes), lo que se suma al ascenso en electricidad y productos básicos de alimentación, cuyos precios son los que más suben en el conjunto de España. Así, y según muestran los datos publicados por el INE esta mañana, el Índice de Precios de Consumo baja en nuestra región un 0,8% con respecto a diciembre, el mes anterior, pero sube un 1,1% en términos interanuales.

La tónica es parecida a nivel nacional, donde el IPC baja un 1% mensual pero crece un 0,3% interanual, dándose la circunstancia de que los actuales datos de precios marcan su máximo en los últimos nueve meses.

Volviendo a Illes Balears, en términos interanuales, los únicos precios que bajan son los de la vivienda (-3,1 por ciento) y la medicina (-1,2 por ciento), destacando también la bajada mensual del 13,5% de los precios en vestidos y calzados.

“Sentimos poner una nota de alerta con los datos del IPC pero, como venimos advirtiendo los últimos meses, si la dinámica interanual de constante subida de precios no se equilibra con una subida acorde y sólida de pensiones y salarios, mucho nos tememos que la balanza acabará cayéndose por el lado más vulnerable, el de las necesidades sociales. Y ello repercute también en los datos financieros. Si no entendemos que el día a día de los ciudadanos no puede alterarse, sino estabilizarse a través de salarios competitivos y pensiones dignas que puedan equilibrar las circunstanciales subidas de los precios, entonces la situación no dejará de ser preocupante”, avisa nuestro secretario general, Juan Antonio Salamanca.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario