Reportaje

Con la llegada de un nuevo viernes negro (día en que los trabajadores y trabajadoras de IB3 -o, mejor dicho y como veremos más adelante, de las empresas subcontratadas que prestan sus servicios al ente público- denuncian cada semana su situación) queríamos dar a conocer estas líneas, sumándonos al eco cada vez mayor que estas acciones están teniendo en la ciudadanía balear. Un trabajo extenso con el que esperamos ayudar a desvelar incógnitas y visibilizar el porqué de sus reivindicaciones.

En USO Illes Balears entendemos es momento de unión y de apoyo a las justas reivindicaciones de internalización y fin de la precariedad en IB3. Es tiempo de ayuda sindical, de convenio y acuerdos, y también, por qué no decirlo, de colaborar con IB3 para hacerles ver lo importante de no prolongar más la respuesta a lo que sus profesionales demandan. ¿Que por qué? Por el bien de sus condiciones laborales, por el del ente y por el de la calidad del servicio ofrecido a los ciudadanos de Illes Balears.

Pero expliquemos, paso a paso, qué está sucediendo en este conflicto laboral.

ORGANIZACIÓN DE IB3

Desde que la Radiotelevisión pública de Illes Balears naciera hace ahora quince años, casi todas sus partes funcionales (hablamos, por ejemplo, de las diferentes redacciones repartidas por cuatro de las cinco islas, maquillaje, estudios, soporte o emisiones) se han desarrollado en forma subcontratada, repartidas en diferentes empresas y UTE (Unión Temporal de Empresas). Todas ellas están organizadas, a su vez, en diversos formatos de contratos y servicios.

En principio, todos esos servicios iniciaron sus funciones como parte de una misma empresa subcontratada, pero a raíz de las quejas y huelgas de los trabajadores y trabajadoras -debidas a sus condiciones laborales ya desde sus primeros años de vida- las antiguas direcciones de IB3 se encargaron de atomizar poco a poco la plantilla en diferentes subcontratas. (O lo que es lo mismo: externalización pura y dura). Unas plantillas, por cierto, a las que en su mayoría se han ido subrogando de una empresa a otra, así como reduciéndolas con el paso del tiempo, aplicándoles ERE, recortes salariales…

En la actualidad, los departamentos con mayor número de trabajadores son: Redacciones insulares (250-300 personas aproximadamente); Estudios (80, aprox.); Emisiones (50, aprox.); Maquillaje (3, aprox.); Radio (40, aprox.); servicios de Lingüistas, Limpieza, Seguridad y algunos otros, también externalizados.

CONTEXTO POLÍTICO

La internalización por la que luchan las plantillas de las diferentes empresas subcontratadas es el resultado de promesas incumplidas por parte de las múltiples direcciones empresariales que se han hecho cargo de los servicios todos estos años y, también, de acuerdos en el Pacte de Progrés de legislaturas pasadas igualmente incumplidos.

El Govern actual ya encargó en la legislatura pasada un informe a PwC (Price Waterhouse Cooper) para estudiar el costo que supondría dicho proceso. El informe, cuyo resultado no es público pero sí sus conclusiones, establece que eran necesarios unos 2.4 millones de euros para que IB3 pudiera asumir a todos los trabajadores que actualmente están en estado subcontratado.

Desde entonces, los profesionales de la casa han visto cómo, ante sus demandas, tanto el Govern como la Dirección de IB3 se ‘pasaban la pelota’ para iniciar los trámites, prolongándose así la situación y perpetuando la precariedad e inestabilidad en los trabajadores.

El pasado mes de diciembre, los partidos políticos PI y MÉS per Menorca consiguieron en las negociaciones con el Govern un aumento de dos millones de euros para las licitaciones en IB3, siendo la internalización una petición inicial para apoyar los presupuestos.

Pues bien, ese aumento del presupuesto, que debería dedicarse exclusivamente a la mejora de las condiciones laborales del personal de las empresas subcontratadas, ha vuelto a dejar la internalización ‘en el banquillo’, y ello a pesar de que MÉS per Mallorca, partido miembro del Govern, prometiese a los trabajadores poner en marcha un calendario para acometer el fin de la externalización tal y como se hizo con el servicio de ORA en Palma.

Así las cosas, los trabajadores no tienen actualmente ninguna garantía de que el aumento de presupuesto vaya a repercutir en lo que reivindican.

CONTRATOS Y SITUACIÓN ACTUAL DE LOS DIFERENTES SERVICIOS SUBCONTRATADOS

Algunos de los contratos adjudicados actualmente tienen que volver a salir a concurso en 2020 porque las empresas que ganaron el concurso en su día no han querido hacer efectiva la prórroga dispuesta en los propios términos de los contratos. Sin embargo, hay otras plantillas que tienen sus contratos en prórroga técnica desde el 1 de enero de 2019, sin que hayan salido de nuevo a concurso. Lo último que sabemos al respecto es que la empresa encargada de Emisiones tampoco ejercerá la prórroga, y en cuanto a Redacciones, se negocia estos días un convenio de mínimos con la empresa, la Direcció General de Treball (Govern) e IB3.

En USO Illes Balears, tenemos constancia de que a los profesionales de los diferentes centros territoriales de IB3 se les prometieron una serie de mejoras a nivel salarial, así como la negociación de un convenio en enero de 2019, pero finalmente esas promesas no se hicieron realidad en los términos hablados. Los afectados tuvieron que firmar la paz social, pero lejos de resolverse su situación, sus condiciones son hoy mucho más precarias, ya casi insostenibles.

Además, y raíz de las convocatorias de huelga en noviembre de 2019, se volvieron a firmar una serie de acuerdos entre algunas de las plantillas y la Dirección del ente, la de Treball y la de algunas empresas, firma que incluyó promesas y mejoras tanto en las condiciones actuales de los trabajadores como en las bases de las nuevas licitaciones: cláusulas sociales, revisión de la dotación prevista para los diferentes concursos, etc.

Un nuevo acto de fe es lo que, una vez más, se le pidió a los trabajadores, al desconocer estos las dotaciones previstas o las mejoras que habrían de incluirse en los nuevos contratos. De ahí que se desconvocasen las huelgas previstas.

PRINCIPALES PROBLEMAS DE LAS DIFERENTES PLANTILLAS:

  • Salarios deficientes, lo que fomenta la precariedad general en las plantillas creando trabajadores pobres, situación agravada en islas como Formentera o Ibiza, donde los empleados encuentran, una grave emergencia habitacional.
  • La no contratación ni sustitución de las bajas, aumentando así la carga laboral asumida por personal restante, que debe cubrir los turnos vacantes. Ello no supone coste extra para la empresa, pero sí deteriora tanto la conciliación familiar de los trabajadores como la calidad del servicio ofrecido al contratante (y al usuario final: la persona que, desde su casa, sigue la información en IB3). Hablamos de personal que trabaja en turnos, cubriendo las 24 horas al día, los siete días de la semana durante los 365 días del año.
  • Desigualdad salarial sufrida por los nuevos trabajadores (sobre todo, los contratados en el último lustro). Sueldos menores entre un 15-20% en las nuevas incorporaciones.
  • Desigualdad salarial intra e inter-departamental en personas que realizan funciones equivalentes.
  • Ausencia de convenio de empresa, ya que, en general, las empresas subcontratadas no son propensas a dialogar con las plantillas que han conseguido sentar a las Direcciones, las cuales han repetido entre sí la fórmula de alargar durante meses las negociaciones con términos estériles y negativas frontales a cualquier tipo de mejor laboral. Así, los contratos han vuelto a salir a concurso.

Llegados a este punto, los comités de las empresas subcontratadas coinciden en que la consecución de la internalización debe ser el objetivo principal de la lucha reivindicativa, de manera que los trabajadores y trabajadoras sean contratados por IB3 directamente como personal laboral indefinido no fijo, y que desaparezca la externalización. En ese sentido, se está tratando de llegar a un consenso entre los diferentes comités, y USO Illes Balears quiere ayudar también como elemento de cohesión del proceso.

Además, todo este contexto podría sufrir un giro importante en febrero, cuando se celebrará un juicio por la denuncia de prestamismo laboral efectuada por parte del personal de la empresa subcontratada encargada de Emisiones. Una sentencia favorable podría suponer el comienzo de una acción de trabajadores y sindicatos aún más firme contra ciertas prácticas de la Dirección.

En USO Illes Balears seguiremos al lado de las reivindicaciones de los trabajadores y trabajadoras de IB3, visibilizando lo que está sucediendo.

Por último, y dirigido a todas las personas sensibilizadas con lo que estamos contando, facilitamos a continuación cuentas y hashtags con los que poder seguir la evolución del conflicto:

@ComiteinfosIB3 (Comité Redacciones de informativos) @Estudios_IB3 (Comité Departamento de Estudios) @emisionesib3 (Comité Departamento de Emisiones) @Ib3Soporte (delegado del Departamento de Soporte)

#InternalitzacióJA    #divendresnegre    #SomIB3

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario